miércoles, 15 de febrero de 2017

Volvera el móvil más reconocido de NOKIA

Los avances tecnológicos no siempre mejoran los aparatos. Para que hoy en día disfrutemos de auténticos ordenadores de bolsillo con los smartphones, os fabricantes han tenido que eliminar algunas de las características más destacadas que triunfaban hace 15 años. Un ejemplo es la batería: cualquier móvil del año 2000 tenía una autonomía de varios días, sin embargo los de ahora apenas duran encendidos unas horas. Otro es el de su resistencia: los móviles inteligentes necesitan fundas para no acabar destrozados.
El Nokia 3310 es, quizás, el mejor representante de esa última característica. El terminal que la compañía finlandesa puso a la venta hace 17 años era indestructible. Daba igual que se cayera del bolsillo, que lo cogiera un bebé aburrido o que le golpeara un meteorito: seguía manteniendo la forma sin un rasguño. Y por eso -y porque funcionaba estupendamente- se llegaron a vender más de 120 millones de terminales en todo el mundo. 



Ahora, Nokia quiere recuperar el prestigio perdido en los últimos años, ha anunciado que va a resucitar a este clásico. Bueno, en realidad no ha sido Nokia, sino HMD, la empresa -también finlandesa- que se ha hecho con la marca, las patentes y la imagen de la venerable empresa de tecnología.
El primer lanzamiento de la nueva Nokia fue el Nokia 6, un móvil que no tiene nada de retro: pantalla táctil de 5,5 pulgadas, 4 Gb de memoria RAM y chip Qualcomm Snapdragon. En sus tripas lleva instalado el sistema operativo Android 7.1 y solo se ha puesto a la venta en China, con un enorme éxito (se agotó en minutos el pasado 8 de enero).
El nuevo Nokia 3310 se podrá ver por primera vez en el Congreso Mundial de Telefonía (Mobile Word Congress) que se celebra en Barcelona, entre el 27 de febrero y el 2 de marzo.
The Guardian, el teléfono solo estará disponible inicialmente en Europa y Norteamérica, y costará 59 euros. El original salió al mercado en el año 2000 a un precio de 150 euros.
¿Y cómo será el nuevo móvil? De momento, Nokia guarda el secreto. Se desconoce si contará con conexión a Internet o si solo será un móvil simple que envíe mensajes de texto y que sirva para hacer llamadas. Sea como sea, solo pedimos tres cosas a Nokia: que la batería dure semanas, que sea indestructible y que por supuesto, tenga el Snake instalado.

miércoles, 8 de febrero de 2017

Cobrar 2,5€ por incidencias, lo ultimo de Vodafone

Ha empezado a cobrar desde la semana pasada por una serie de trámites o incidencias en las que sea preciso la intervención de un agente del servicio de atención al cliente, el popular 123. Cada consulta tiene un coste de 2,5 euros por llamada para realizar trámites que hasta ahora eran gratis para los clientes de Vodafone.


Por el momento, las gestiones que tienen coste son:

1. Conocer el pin o el puk en caso de olvido o extravío. 

2. Preguntar por el periodo de permanencia que resta. 

3. Pedir un duplicado de la factura.

4. Cambiar la dirección de facturación o el número de la cuenta bancaria.

Todos estos trámites seguirán siendo gratuitos si se realizan a través de la página web o mediante la app Mi Vodafone, o si se hacen automáticamente por el teléfono 123 sin la intervención de un operario.

Precisamente, la empresa justifica la decisión en su intención de automatizar en la medida de lo posible los procesos más rutinarios, y descongestionar el servicio de atención al cliente con el fin de atender las incidencias en la que la intervención de un agente es imprescindible, no sera que quieren eliminar personal de oficina "atención al cliente" ?

Vodafone señala que el porcentaje de llamadas que precisan un teleoperador para atender las cinco incidencias que se han empezado a cobrar es del 1,6% del total en el segmento de clientes residenciales y del 2,6% en el de pequeñas empresas.

Contestación de Vodafone España







lunes, 16 de enero de 2017

Los antibióticos del futuro están escondidos en el fondo del mar


Alexander Fleming es uno de los científicos más famosos de la historia. Seguramente por la gran cantidad de vidas que sus investigaciones sobre la penicilina y los antibióticos han ayudado a salvar durante décadas. El médico británico sabía, sin embargo, que sus descubrimientos no eran eternos, que podría llegar un momento en el que los microbios causantes de enfermedades e infecciones ganasen la batalla. Y así lo advirtió en su discurso de aceptación del premio Nobel en 1945: “No es difícil producir microbios resistentes a la penicilina… podría venir un tiempo en que la penicilina pueda ser comprada por cualquier persona en una tienda, entonces, existirá el peligro de que la gente se autoadministre dosis bajas y exponga a los microbios a cantidades no letales de este fármaco, que los vuelvan resistentes”. Ese día ha llegado y la Organización Mundial de la Salud lleva un tiempo alertando de ello. Keiji Fukuda, subdirector de la OMS para Seguridad Sanitaria, aseguraba en 2012: “Si no tomamos medidas importantes para mejorar la prevención de las infecciones y no cambiamos nuestra forma de producir, prescribir y utilizar los antibióticos, el mundo sufrirá una pérdida progresiva de estos bienes de salud pública mundial cuyas repercusiones serán devastadoras”. Algunos estudios indican que el 50% de los pacientes hospitalizados reciben tratamiento antibiótico y, de ellos, la mitad podría haber sido prescrita de forma inadecuada.
Si no fuera por las dramáticas consecuencias de estos errores, la falta de eficacia de los antibióticos podría leerse como un capítulo más en el apasionante libro de la lucha por la vida. Las bacterias se hacen resistentes, se adaptan, para sobrevivir. Y nuestra ciencia debe buscar nuevas soluciones ante este problema. Uno de los investigadores que más avances está logrando en este campo es el químico y oceanógrafo estadounidense William Fenical, quien lleva desde los años setenta buscando microorganismos marinos que puedan servir para la fabricación de medicinas. El mar para Fenical es un laboratorio gigantesco repleto de formas de vida evolucionadas durante cientos de millones de años de selección natural, y en ellas puede estar la respuesta -hasta ahora ignorada- a la falta de eficacia de los antibióticos terrestres. Esta posibilidad se le ocurrió al equipo de Fenical en 2001 cuando, analizando el ADN de una bacteria obtenida en el fango del fondo marino, se dieron cuenta de que estaban ante un microbio desconocido hasta entonces para la ciencia.
Fenical asegura que “en 2030 morirá más gente por enfermedades infecciosas que por cáncer”, lo que da idea de la urgencia de sus investigaciones. La clave para que esto no ocurra es conseguir que la industria farmacéutica invierta en la producción de nuevos antibióticos, lo que vuelve a llevar el debate de la salud mundial al siempre resbaladizo terreno de la rentabilidad económica. Ojalá los que tienen capacidad de decidir escuchen voces coherentes, como la de Fenical. La vida de millones de personas depende de ello…

Holanda impulsa su revolución eléctrica con los ‘trenes eólicos’



La energía eólica produce electricidad mediante aerogeneradores conectados a la red oficial de distribución. De diseño casi esquemático comparado con los molinos de viento tradicionales, las turbinas actuales se distribuyen en parques, y cuentan en Holanda con un territorio ideal: llano y ventoso. Con unos 2.000 ya instalados que sirven hoy el 4,5% de la electricidad total, los ferrocarriles nacionales, reunidos en una asociación denominada VIVENS, se han sumado a esta fuente energética sostenible. Desde enero, todos los trenes circulan gracias a ella, y efectúan a diario 1,2 millones de viajes transportando a unas 600.000 personas sin dejar rastro de CO2 en el trayecto.


El kilometraje cubierto por los trenes holandeses necesita 1.400 millones de kilovatios-hora anuales, una cantidad similar a la consumida por el conjunto de los hogares de Ámsterdam. Un molino de viento da una media de 7.500.00 kilovatios-hora al año. Y una hora en marcha sirve para cargar un recorrido de tren de unos 200 kilómetros. Los datos son de los propios ferrocarriles y de la compañía eléctrica y de gas Eneco, que han alcanzado su meta eólica un año antes de lo previsto. “Firmamos un contrato por una década, y somos el primer país del mundo en lograrlo, con ayuda de nuestros parques eólicos y también de otros plantados en el extranjero. El siguiente paso será promover la energía sostenible en las grandes empresas animando a sus empleados a cambiar el coche tradicional por el eléctrico, el ferrocarril o la bici, si es posible”, ha dicho Roger van Boxtel, antiguo diputado y senador liberal, y actual director ejecutivo de Ferrocarriles Holandeses, (NS) el principal operador del ramo en el país.

"Una quinta parte del CO2 holandés se deriva de los automóviles, y la gasolina y el diésel deben ser cosa del pasado", afirma el director ejecutivo de Ferrocarriles Holandeses.

A pesar de las buenas condiciones holandesas, la energía eólica no solo se dedica a los trenes y el país no dispone de suficientes turbinas para cubrir sus necesidades. Así que la mitad es generada dentro y el resto se compra a proveedores en Finlandia o Suecia. Allí se ha contribuido a la construcción de nuevos aerogeneradores, y dicha inversión garantiza que la electricidad importada (por medio de cables terrestres o submarinos) viene de molinos de viento en lugar de otras fuentes no renovables. Para demostrarlo, la asociación VIVENS y Eneco deben contar con un certificado oficial que indique el origen de la energía y su sostenibilidad, además del nombre del vendedor, antes de llevar la electricidad a Holanda.


Cada hora de funcionamiento de los molinos de viento sirve para cargar un recorrido de tren de unos 200 kilómetros
“Una quinta parte del CO2 holandés se deriva de los automóviles, y la gasolina y el diésel deben ser cosa del pasado, porque el consumo eléctrico de un tren equivale a un millar de coches”, según Van Boxtel. Atado al aspa de un viejo molino de viento, que luego se puso en marcha mirando a las vías, el ejecutivo se convirtió el pasado diciembre en el ejemplo viviente de que la lucha contra el cambio climático empieza por uno mismo.

domingo, 27 de noviembre de 2016

Foursquare bloquea iphone 6s




Unas de las app de moda para realizar la critica de restaurantes/bares/hoteles etc. Pero tengo que decir que la versión 10.2.1 para iphone 6s bloquea el iOS 9.3.2 y obliga a reiniciar el movil para poder seguir utilizando.
Pero existira alguna forma de agregar nuevos locales/bares, hoteles/pensiones etc para poder llegar a poner la critica del servicio. 

jueves, 17 de noviembre de 2016

Mueren iPhone 6 sin causa aparente

Apple se enfrenta ante un incipiente problema con algunos de sus iPhone 6. Según informa Reuters, la asociación de consumidores en China ha pedido a Apple que investigue los problemas que sus iPhone están teniendo, apagándose repentinamente pese a tener batería.
Los modelos afectados aparentan ser el iPhone 6 y el iPhone 6s. Los móviles se apagan y no vuelven a encenderse, pese a tener una carga del 50% o 60%. La Asociación de Consumidores de China no ha dado datos de cuántos móviles se han visto afectados. Suficientes como para lanzar a Apple una alerta.
Apple tiene una batalla legal abierta en EE.UU. por un problema que deja algunas pantallas sin “sensibilidad” en los iPhone 6 y iPhone 6 Plus. Tambien se han visto algunos modelos que han explotado, aunque muy lejos de los problemas que Samsung ha tenido con el Galaxy Note 7.

lunes, 7 de noviembre de 2016

Malos momentos para GoPro

GoPro no está pasando por su mejor momento. Los inventores de las cámaras de acción están pasando por el peor bache de su historia, uno, que probablemente, será difícil de superar, sus acciones han caído un 23%, después de que se conociera que sus ingresos han caído un 40%, respecto al mismo periodo del año pasado. La caída en bolsa, todavía, está lejos del 34% del año pasado, pero también es debido a que han suspendido operaciones para que la situación no fuera a peor.


Hace nada hablábamos en California con Nick Woodman, CEO, y creador de las cámaras GoPro, precisamente, sobre la caída en bolsa de la compañía del 2015, y cuál fue el motivo de la misma, a lo que nos contestó, que el problema fue en realidad debido a la confusión del cliente frente a una oferta de productos demasiado amplia, que no llegaba a entender. Para Nick Woodman la competencia de un mercado que ahora está saturado de cámaras, no fue el problema en el 2015, y no suponía ninguna futura amenaza, ya que GoPro ofrece un producto de calidad superior, y las ventas no hacían más que crecer respecto a otros años. En sus propias palabras dijo; “jamás hemos vendido más cámaras en nuestra historia”.










La realidad, no ha sido así, la apreciación de GoPro, no podía haber estado más lejos de la realidad. La competencia ha sido devastadora para la empresa californiana. Está claro que sus clientes más fieles, como los deportistas, siempre elegirán GoPro sobre cualquier otra marca, por su calidad superior. Pero el resto de los clientes, más interesados en un precio bajo, que en una alta calidad, prefieren las alternativas chinas, mucho más asequibles, y que en los últimos años han mejorado muchísimo en todos los aspectos técnicos.


GoPro ha vivido un momento “océano azul”, cuando era el único proveedor de cámaras de acción del mundo, fue una época dorada para la empresa, que ya se ha acabado. Ahora diferenciarse del resto de productos, no es una tarea sencilla. Sobre todo porque empresas de renombre, como Sony o TomTom, tienen su propia oferta cámaras.


Probablemente, lo que tenga que hacer GoPro, sea bajar los gastos, y concentrarse en su nicho de deportistas y personas que buscan lograr imágenes de alta calidad, de un nivel casi profesional, y abandonar así el mercado masivo, que prefiere un precio más bajo.