Errores de diferentes colores de pantalla del Samsung S8



En Corea del Sur, mercado natal del fabricante, los usuarios que se han apuntado a través de Internet al periodo de preventa del terminal, lo han recibido una semana antes de su salida oficial en ese país, prevista para el próximo viernes, al igual que en EE UU. os primeros compradores han publicado en distintas redes redes sociales varias imágenes y vídeos en los que se puede observar un tono rojizo excesivo en las pantallas de sus teléfonos. Esto podría incluso es una mala noticia para Apple y su iPhone 8, ya que como informamos ayer, Apple ha cedido completamente la producción de las pantallas del iPhone 8 a su rival Samsung que cuenta con toda la experiencia y capacidad de producción en este tipo de pantallas.



El problema, del que se está hablando ya en foros de discusión internacionales como Reddit y que afecta solo a algunos terminales, es un defecto relativamente común en los paneles OLED (pantallas compuestas por diodos orgánicos dispuestos en una diminuta película de componentes orgánicos que reaccionan al paso de la electricidad emitiendo luz). Varios usuarios emitieron las mismas quejas con relación a otros smartphones de la marca por tintes verdosos o magentas en el pasado.


Las pantallas OLED ofrecen un contraste infinito y un menor consumo, pero adolecen ocasionalmente de problemas de retención de imagen o tintes de color azulado, amarillento o magenta.


Los responsables de Samsung en Seúl acaban de contestar a estas quejas. Señalan, en un comunicado, que "el Galaxy S8 se ha construido con una pantalla adaptativa que permite optimizar la cadena de colores, la saturación y la nitidez dependiendo del entorno" en el que se use el móvil en cada momento. "Si el usuario lo necesita", precisa el comunicado, "puede ajustar manualmente el rango del color para cambiar la apariencia de tonos blancos pulsando: Settings / Display / Screen Mode / Color balance". El texto también afirma que "todos los móviles de Samsung han sido probados para mantener un alto nivel de calidad". Y especifica que el "Infinity Display" (la pantalla infinita) del S8 y del S8+ incluye un sistema llamado Super AMOLED, que proporciona una gama de ricos y variados colores para permitir a los usuarios ampliar su experiencia con las imágenes". 

Así, el consumidor puede rebajar la intensidad del rojo para equilibrar la temperatura de la pantalla. Pero el problema es que al disminuir la intensidad de los colores se disminuye a su vez el brillo máximo, ya que es cada subpixel quien emite su propia luz a diferencia de las pantallas LCD y la calibración no ayudaría en fondos blancos.

Entradas populares de este blog

Problema: Samsung Galaxy S3 se apaga repentinamente, Samsung trabajando en la solución

Cobrar 2,5€ por incidencias, lo ultimo de Vodafone

Malos momentos para GoPro